Calidad en Educación: Profesores al pizarrón

Basta de panfleteos. Basta de frases aprendidas de memoria que se leen y se repiten en cada cartel de protesta. Basta de la poca calidad del debate en mejorar la calidad en la educación chilena (y valga la redundancia).

¿Qué se pide que no se haya pedido antes? ¿Estamos mal en educación o sólo son muletillas políticas?  ¿Qué nos dicen los datos duros, los informes, los antecedentes que no se entregan en panfletos de protestas?

No acostumbro a escribir panfletos en mi blog. Cada vez que posteo temas que me apasionan, y que además domino, intento siempre armar argumentos con base para evitar los comentarios panfletarios. No es primera vez que toco el tema educacional. Ya con el gobierno de Bachelet planteé mis puntos de vista con respecto a lo que se denominó La Revolución Pingüina, con un artículo y otro adicional. También estuve pendiente de analizar la nueva Ley General de Educación (LGE), y esta vez, con las nuevas movilizaciones que se están llevando a cabo, tampoco me quedaré en silencio.

Pero primero que todo, vayamos matando algunos MITOS aparecidos en los panfletos.

Mito 1.- “La educación chilena es mala y va de mal en peor

MITO FALSO. Según una prueba estandarizada a nivel mundial, PISA, Chile logra mejores resultados en los jóvenes latinoamericanos, tanto en Lenguaje como Ciencia. Estos resultados no dan solución a los problemas de la educación, pero es una clara señal que se avanza.

Los derechos y los petitorios.

Para que se entienda: los estudiantes secundarios y universitarios tienen petitorios para la autoridad de educación. En el caso de los universitarios, se puede obtener aquí el documento (si se prefiere algo más didáctico, pinchar aquí). En el caso de los secundarios, acá puede ser descargado…o reirse con este panfleto estudiantil.

Si bien ambos niveles de la educación tienen muchas demandas, y muchas de ellas tan válidas que incluso el gobierno apoya, no es menos cierto que lo que los mueve en sus protestas son cambios más ideológicos. Ellos no luchan prioritariamente por una mejor educación sino que luchan por imponer su ideología en una sociedad en que ya no tiene cabida sistemas sin futuro. Sus petitorios, en el fondo, sólo se unen en un punto crítico: erradicar el tema económico en la educación.

Si se fijan en los petitorios de los estudiantes, muchos derechos son visualizados. Ellos acostumbran a fijarse en sus derechos y los exijen como hueso santo pero la contraparte, sus deberes, poco y nada quieren respetar. Así, por ejemplo, tenemos que según los datos reales, los estudiantes ocupan mayormente su pase escolar en el Transantiago los días viernes por la noche. ¿Se juntarán a estudiar? – Pero independiente de eso, esos niveles de conversación se realizan sentados en una mesa en que manifiesten sus inquietudes. El gobierno está llano a conversar y llegar a acuerdos. Así lo ha demostrado el Ministro Joaquín Lavín a pesar de las agresiones recibidas por los mismos que hoy cuelgan carteles, por los mismos que están ideologizados. Pero para ellos no existe el debate sino que la imposición.

¿Qué es educación pública de calidad y gratuita?

Cuando se plantea el tema de calidad en la educación chilena, las muletillas leídas en panfletos repetirán hasta la saciedad: “Fin al lucro”. Y si el lucro es lo que les afecta a los propagandistas, analicemos el lucro en la educación para ver qué hay de verdad en las maldiciones y responsabilidades que le achacan a esa maldita palabra hija del vil demonio…

LUCRO  O NO LUCRO

La palabra lucro la define la RAE como: Ganancia o provecho que se saca de algo” – Pero llevado al contexto que los panfletos nos señalan, se redefiniría como: “Ganancia o provecho económico (o monetario) que se saca de algo“. Pues bien, con esta definición nos vamos a los hechos.

El lucro en la educación, y debido al sistema social chileno, debe existir por muchos factores. Por ejemplo, los profesores y todos los funcionarios de la educación deben lucrar con sus servicios entregados. ¿Alguien se imagina a los profesores no lucrando con la educación?. El lucro además puede ser desempeñado por las instituciones para poder aumentar sus propios recursos, por ejemplo el DICTUC

Pero además tenemos el lucro como negocio para generar educación (que es único punto de conflicto de los estudiantes), y aquí me detendré:

Entre panfletos y panfletos, tenemos que los estudiantes de la USACH (porque no quiero pensar que son periodistas titulados) realizaron un video en que -según ellos- “dejan en claro” los puntos de vistas con respecto a los distintos sistemas educacionales en latinoamérica versus el chileno. Obviamente que más que ser un video informativo, al nivel de periodista universitario, más parece un video de activistas en pro de sus ideales.

Seguramente muchos verán el video y no se cuestionarán mayormente las afirmaciones que ahí aparecen porque lo más probable es que todas ellas sean ciertas. Pero esa no es toda la verdad. A estos ‘periodistas’ se les olvida de hacer el trabajo entero y señalar, por ejemplo, el cómo es el sistema argentino en su estructura para dar educación gratuita y de calidad. Por ejemplo, ¿en ese video se anuncia que Argentina subvenciona a los establecimientos educacionales privados? ¿Se anuncia la situación actual de esos establecimiento gratuitos? ¿O acaso se anuncia que Brasil permite el lucro en las universidades?

No, pues. No lo hacen y no lo harán porque su público objetivo no está acostumbrado a informarse y analizar con todos los antecedentes en la mesa. Su público objetivo está acostumbrado a los panfletos, a las frases muletillas y facilistas, a imponer sin razones. Son temas que no calzan en un panfleto. Son temas que los lectores de panfletos no entenderían en 2 líneas.

Pero no me centraré en compararnos con países latinos, que no son un completo ejemplo a seguir, más bien debemos aspirar a sociedades con sistemas educacionales exitosos como los países escandinavos (Finlandia, Noruega, Suiza, Suecia), en donde la educación gratuita de calidad estructural y humana es a costa de un alto impuesto y de un sistema capitalista consolidado.

Mito 2.- “La Constitución chilena garantiza la educación en Chile

MITO VERDADERO. Es verdad que la Constitución garantiza la educación en Chile, pero en ninguna parte de ella indica explícitamente que la educación superior debe ser gratuita.
Actualmente en Chile está garantizada la educación preescolar y secundaria en forma gratuita, y la educación está donde está. ¿Por qué? Pregúntenselo y respóndanse ustedes mismos con todos los antecedentes aquí entregados. La educación universitaria está garantizada para los alumnos de sector socieconómico bajo y de excelencia académica a través de diversas becas. Asimismo existen facilidades de pago arancelario con compromiso de ser cancelados una vez titulados, cuando su calidad profesional entregue beneficio económico. Así, los que estudian medicina o derecho y se endeudan con 20 millones, podrán pagar en cómodas cuotas a través de los altos ingresos que generan esas profesiones.

Darse cuenta que las movilizaciones estudiantiles son movimientos ideologizados, no es difícil. Basta leer las primeras líneas del petitorio universitario para sentir ese aroma anti-sistema que propagan los mismos de siempre. (No por casualidad la presidenta de la FECH, Camila Vallejos, líder del movimiento universitario, es militante comunista, o revisar las declaraciones de los estudiantes exigiendo a la autoridad una asamblea constituyente para modificar la Constitución).

Ante el panorama anterior, vale la pena informar con argumentos sólidos, para que el objetivo de mejorar la educación se haga realidad.

 En fin, ¿Queremos ir al meollo del asunto? ¿Queremos realmente dejar de ser cínicos e irnos al fondo del problema de la educación en Chile? Pues bien…

Dime quién te educa y te diré qué educación tienes

En Chile existe una prueba que evalúa la calidad de los futuros educadores. Es, en palabras simples, una forma de acreditar la calidad de los futuros docentes, pilares en la formación y educación de las nuevas generaciones. Su nombre es Proyecto Inicia y, obviamente, cuenta con un examen que, dicen, hasta el año pasado era de caracter voluntario.

Si se hace el ejercicio de ir a revisar los resultados del examen 2010, veremos que los resultados son mediocres, tal como la educación chilena. Es como si fueran de la mano. Preguntas calificadas como de ‘dificultad alta’ tienen estas características:

Pregunta 1
Un pasillo de 360 cm de largo por 108 cm de ancho debe ser embaldosado con baldosas cuadradas. Si se desea utilizar la menor cantidad de baldosas posibles, ¿cuántos centímetros debe medir el lado de cada una de ellas?

a) 20
b) 24
c) 30
d) 36
e) 40 


A través de los resultados se podrá saber que sólo el 41% de los evaluados respondió correctamente esa pregunta.

Considerando además que sólo el 38% sabe insertar una imagen en un documento informático, ¿qué calidad de educación de las nuevas tecnologías pueden entregar?

En resumidas cuentas: Sólo el 1% de los evaluados contestaron correctamente más del 75% de las preguntas.

Y ante esta vergüenza del nivel de los egresados docentes, ¿cuál es el discurso de los representantes del profesorado? Pues han caído en los mismos discursos politizados y cegados de mentes que realizan defensas corporativas para beneficio propio en perjuicio del bien general del país. Actúan bajo la misma lógica del empresariado defendiendo sus propios intereses, sus propios bolsillos. Dicen, entre otras cosas, “lo que hace la Prueba Inicia es medir la calidad de la formación de los docentes en la universidad, o sea, es algo que no predice cómo será el desempeño de los docentes en ejercicio, por lo tanto, no puede tener consecuencias remuneracionales” (Fuente)

¿Se logra entender la lógica perversa de la defensa corporativa? No es necesario tener un alto nivel intelectual para deducir que si un egresado sale con nivel mediocre en conocimiento, pocas posibilidades tiene de educar en forma correcta al alumnado. Además que sería lo justo mejorar la remuneración a todos aquellos docentes que ingresan al sistema público con buenas calificaciones y positivos logros académicos.

Pero una vez que sale a luz los resultados de Inicia de este año, se mandan esta nueva declaración: “Nosotros insistimos en que el Ministerio debe asumir su responsabilidad en todo este proceso. Ha permitido que Universidades no acreditadas estén formando docentes. Se ha convertido en un buen negocio formar docentes, porque como es una carrera que requiere poca infraestructura, las ganancias que pueden producir a costa de los estudiantes son muchas” (Fuente).

Vale decir que reconocen que la prueba Inicia es una herramienta válida para calificar a futuros docentes. Reconocen que la acreditación es una herramienta válida que el gobierno debe utilizar. Pero todo su discurso, en pro de la acreditación a establecimientos de calidad, cambia cuando el gobierno la quiere aplicar a sus amigos ideológicos. ¿Entonces de qué consecuencia me hablan? ¿De qué mejoramiento a la educación me hablan si los principales actores se rien en la cara de los chilenos? ¿O me dirán que Criminalística o los mismos ‘Profesores Marmicoc‘ de la UTEM es reflejo de calidad educacional sin fines de lucro?

Este tema es gremialista, de defensas y lobby para protegerse y salverse el pellejo aunque Chile salga perjudicado.

Pero ¿qué opinan los estudiantes del tema? Bueno, las cercanías ideológicas hacen que concuerden y se protejan entre ellos. Así tenemos que magistralmente el Colegio de Profesores tuvo cabida en los petitorios y en uno de sus puntos los universitarios piden “eliminación de la prueba Inicia o modificación su orientación para generar incentivos y no para “acreditar” profesionales“.

Perdón, pero para ser abogado hay que rendir un examen frente a la Corte Suprema de justicia, ¿Existe ese petitorio para no acreditar abogados? Pues no, y eso demuestra lo ideológico de los petitorios.

¿Pero qué quieren los profesores de Chile? Ellos simplemente quieren dinero. Siempre que se les ha planteado la idea de realizar un examen para calificar la calidad de los docentes, ellos se oponen. Es cosa de recordar la Evaluación Docente llevada a cabo durante años…y resistida por ellos durante la misma cantidad de años.

Pero si tomamos el discurso de ellos mismos, que ‘el lucro no mejora la calidad’, podemos decir que para mejorar la educación en Chile no basta inyectar más recursos a los docentes, obvio: “el lucro no mejora la educación”. Lo que mejora la calidad es mejorar la calidad de los educadores.

Mito 3.- “La educación pública es mala porque son muchos alumnos y el sueldo es malo

MITO FALSO. La educación pública tiene el nivel de acuerdo a la calidad de los profesores. El sueldo no es factor fundamental para justificar los malos resultados, menos cuando los estudios demuestran que son competitivos en el mercado laboral, considerando los beneficios y facilidades con que cuentan. Basta analizar el por qué los preuniversitarios, teniendo la misma materia que enseñar, tienen tanta diferencia en los resultados. El Preuniversitario Pedro de Valdivia por años ha sido el de mejor rendimiento, con la misma o menos cantidad de alumnos de otros establecimientos. ¿Me dirán que el sueldo o el lucro tiene cabida si tenemos casos como EDUCARCHILE que, precisamente, demuestran lo contrario? – ¿Me explicarán el por qué los mismos que odian el lucro en la educación no dicen nada con respecto al lucro en preuniversitarios impartidos en sus propios establecimientos como USACH y FECH?

 Además hay que analizar lo siguiente: ¿Qué finalidad tendrá un alumno de colegio público en rendir una excelente prueba PSU e ingresar a la Universidad, si la base de su educación no está equilibrada con los egresados de colegios privados?

Un buen preuniversitario sólo garantizará el ingreso a la Universidad pero no así su permanencia ni su titulación. Es por eso que el énfasis debe ir en orden lógico: bueyes primero, carreta atrás. Porque la misma OCDE ha manifestado en sus informes que “los profesores son el insumo más importante en la educación. Incluso está demostrado que nivel de los docentes está íntimamente ligado con el desempeño de los estudiantes“. (Informe)

Pongamos los bueyes primero: Mejoremos la calidad de los docentes, de los egresados, y subamos el sueldo.

Todo lo que parte mal, termina mal.

La raiz de todo no es el final del camino. El discurso de los mismos de siempre nos indica que el problema de la educación radica en el lucro, en la municipalización, en los bajos sueldos o en varios otros puntos que todos conocemos. Pero poco y nada se dice sobre el inicio de toda la diferencia: educación preescolar.

Si ponemos las muletillas del asunto del lucro, de la cantidad de alumnos, de la infraestructura, o de cualquier otra frase leída en panfletos, y los comparamos con informes profesionales del estado de la educación preescolar en Chile, la evidencia nos entrega que en Chile, en la educación preescolar pública, las intervenciones de prekínder en sectores de escasos recursos no han sido efectivas. En promedio, no se encontraron diferencias significativas en el desarrollo cognitivo de los niños que asistieron a prekínder y los que se quedaron en su casa, tanto en las zonas urbanas como en las rurales.

 Según en el mismo estudio tenemos que en la ciudad de Santiago, el 26% de los niños de nivel socioeconómico bajo tiene coeficiente intelectual inferior a 80, en contraste con sólo el 4% en el nivel socioeconómico medio y el 1% en el nivel alto.

 Y ojo que el mismo informe indica que la deficiencia intelectual no es debido a genética sino a conductas sociales. Pero estas conductas sociales, si bien forman parte de la responsabilidad de los padres, es de mayor responsabilidad de los docentes mejorarlas. ¿Por qué? Porque son los docentes los que pasan más tiempo con los niños; Porque son los docentes los que tienen vocación y estudios para enseñar conductas y valores humanos, y no los padres; Porque son los docentes los que deben educar para que los niños tengan respeto por la autoridad y se sepan expresar sin violencia y con autocrítica…- Asumamos que los padres son un caso perdido, ¿por qué sus hijos tendrán que pagar para mantener el círculo vicioso?

Otras de las conclusiones del informe indica que “los retornos dependen del foco de la intervención, de su intensidad y de la calidad de los educadores. Cuando hay efectos positivos, éstos sólo persisten si los niños continúan sus estudios en establecimientos escolares de calidad“.

Si la raiz de todo el proceso educacional  de un niño chileno comienza mal, ¿qué esperan para las etapas finales?

 ¿Dónde está la crítica, la autocrítica, o cualquier comentario acerca del nivel de la calidad de los docentes? Sólo se leen panfletos pidiendo más dinero, pidiendo que el resto no gane dinero, pidiendo que los intocables de siempre sigan intocables. Pero el foco de atención tiene que ir a los docentes, a los pedagogos, a los obreros privilegiados de las clases sociales chilenas. El ESTATUTO DOCENTE es la gran piedra de tope en la educación pública chilena. Y no lo digo sólo yo, también lo dicen expertos de la materia educacional en sus informes. Incluso el nivel de proteccionismo laboral del Estatuto Docente ha llevado a casos tan absurdos como que un rector, considerado malo por toda la comunidad educativa, haya sido derivado a otro establecimiento porque legalmente no podía ser despedido.

En el mercado, si un trabajador hace mal su trabajo, y no es despedido, a lo más el capitalista pierde su inversión. La lógica de eficiencia y de contar con los mejores funciona en todo el mundo privado (Salvo en sistemas en decadencia). En cambio, en nuestro sistema educacional público, si un profesor hace mal su trabajo, no tan sólo nos hará perder dinero a todos los chilenos sino que también hará que una nueva generación de jóvenes se pierda.

Dicho informe de expertos señala además que “el Estatuto Docente está mal enfocado y lo único que está haciendo es un daño al sistema educacional, y que está privilegiando, entre otras cosas, los años de antigüedad de los profesores en un establecimiento, antes que la calidad de los mismos. Lo que esta ley hace, específicamente en función de los colegios municipalizados, es generar inamovilidad en los profesores, ya que como no pueden ser despedidos por buen o mal desempeño, van “ganando” más años dentro de la institución y por lo tanto, más dinero para su jubilación“.

 La calidad de la educación chilena radica en algo mucho más allá del “lucro o no lucro”, radica en el perfeccionamiento y calidad de los profesionales encargados de entregar educación. Porque no es posible que los mismos que durante su época escolar pasaron de curso en curso ‘raspando’ el cuatro, y que obtuvieron 400 ptos en la PSU, salgan a las calles a pedir gratuidad en los estudios universitarios para seguir ‘raspando’ a costilla de la educación de nuestros hijos.

¿Qué le ofrecemos a los educadores de la mediocridad?

1.- Inmunidad laboral para seguir ‘raspando’ con la mediocridad en establecimientos públicos.

2.- Dos meses y medio de vacaciones anuales, con jornadas laborales de lunes a viernes de 8 horas.

3.- Sueldos competitivos de acuerdo al mercado.

Es que cae de maduro el análisis básico y burdo de la raiz del problema. Pensemos y asumamos como ‘verdad’ los panfletos que indican que la calidad en educación chilena es mala. Entonces pensemos: Si la educación es mala, ¿por qué los resultados en la PSU es tan mala? ¿Acaso quieren mejor educación para que les vaya peor? Es, definitivamente, ridículo el discurso leído en panfletos cuando se razona, pues la lógica que presentan nos indica que si no son capaces de obtener buenos resultados con el nivel actual, menos lo lograrán con un nivel de exigencia superior si se mantiene la misma calidad de los docentes. Entonces aquí deberán comenzar a usar el razocinio y preguntarse: ¿No será que la forma de enseñar de nuestros profesores es la mala, que el método es el malo? – Pero obvio, por el lado de los profesores tendrán el mismo discurso para convencerlos: ‘nuestro sueldo es malo’, ‘la infraestructura es mala’, etc. y nada de autocrítica en asumir que quieren pasarnos gatos por liebres, que quieren hacernos creer que quienes durante toda su vida escolar la pasaron ‘raspando con el cuatrito’ ahora están capacitados para educar a nuestros hijos.- Es más, como todo buen chileno, promocionarán y divulgarán las mil y una artimañas para evadir la ley. Es cosa de leerle los comunicados en defensa de los mediocres de siempre.

En Finlandia, por ejemplo, los especialistas reconocen al docente como la piedra angular del sistema educativo. Existen mecanismos profundamente enfocados a entregar docentes de calidad al sistema. La gran diferencia de Finlandia respecto del resto de países de la OCDE es su extraordinario proceso de selección y formación de docentes de educación primaria y secundaria. Para acceder a la licenciatura de magisterio se deben superar dos procesos de selección y los mejores pasan a ser docentes.

A continuación, les esperan 6.400 horas de formación (cinco veces más que en España) y la elaboración de una tesina como proyecto final de investigación. El profesorado de secundaria, tras los estudios de especialización, debe superar distintas pruebas para acceder a la facultad de Educación y allí cursar más de 1.400 horas. En Finlandia, los profesores trabajan estrechamente con las familias, y resulta normal que los maestros se comuniquen a diario por e-mail con los padres para hablar de los hijos“. 

El tema fundamental del estado actual de la educación chilena no es el lucro. El problema es la calidad de los actores principales en la educación.

Mito 4.- “No existe universidad en el mundo, con fines lucrativos, que esté dentro de las 300 mejores

MITO FALSO. Si bien es cierto que dentro de las mejores universidades del mundo, al menos dentro de las 50, la gran mayoría son estatales y otro gran porcentaje es con cero aporte estatal y totalmente privada (sin ir más lejos, la Universidad de Harvard es un ejemplo de una de ella y ocupa el primer lugar), especialistas y estudiosos de la materia ratifican que dentro de las 100 mejores del mundo existen universidades con fines de lucro y de calidad.

 

REAL PETITORIOS PARA LA CALIDAD DE LA EDUCACION CHILENA

El actual gobierno ha hecho cambios importantes para comenzar a dejar la mediocridad a un lado de la educación, para ello comenzó haciendo un llamado a todos los alumnos, de rendimiento académico aceptable, para ingresar a estudiar pedagogía totalmente gratis. Además, y escándalo de por medio, las autoridades están cambiando las cosas permitiendo que al menos un 5% de los docentes mal calificados puedan ser despedidos.

Muchos llaman a la actual situación como “crisis en la educación”. Pues bien, todos sabemos que Sebastián Piñera es un hombre inteligente y que esta crisis él la entenderá como ‘oportunidad’ (u ‘oportunicrisis’ como dijera Homero Simpson) para hacer un cambio profundo, necesario, y pasar la historia como el presidente que realizó la reforma más importante y más valiosa de los últimos años en Chile. Creo, en definitiva, que esta semana a todos sorprenderá con un proyecto de reforma a la educación de marcas mayores.

Estoy de acuerdo con que se converse del lucro en la educación superior. Estoy de acuerdo, por ejemplo, que se creen y se permitan universidades privadas con y sin fines de lucro, como asimismo que se regularice la administración y se inyecten nuevos recursos a las universidades tradicionales a través del aumento de impuestos o la redistribución de impuestos como el royalty minero. Pero también soy partidario de que el dinero de mi bolsillo se gaste eficientemente y para ello menciono algunos petitorios que los estudiantes ‘olvidaron’ exigir dentro de sus derechos:

1.- Modificación a una Agencia de acreditación para estudios superiores que esté equiparada a estándares internacionales. (Perfeccionar la existente).

2.- Acreditación de docentes de excelencia a través de pruebas como Inicia, lo que redunde en un bono adicional en su sueldo durante los años de servicio obligatorio en el sector público. (Perfeccionar la existente).

3.- Creación y ampliación de entes jurídicos en la educación que redefina universidades públicas y privadas, con y sin fines de lucro, quedando como entes exclusivos de aporte estatal aquellas que no persigan un fin lucrativo.

4.- Superintendencia de la educación superior que supervise los recursos en la educación otorgado por el Estado y que, además, vigile el lucro en instituciones privadas. (Ampliar la creada por la LGE).

5.- Incentivar las becas entregadas por instituciones privadas a través de beneficios tributarios para los alumnos de buen rendimiento en etapa secundaria, tanto académicamente como deportivamente. (No es lo mismo “dejar de ganar dinero” a “gastar dinero”).

6.- Fin a los privilegios salariales de docentes usando criterios de antigüedad en vez de calidad y perfeccionamiento.

7.- Fin a la inmunidad laboral para docentes de bajo y mediocre desempeño. Que se realice democráticamente la permanencia del docente en establecimientos públicos con consulta a sus mismos alumnos.

8.- Eliminación o modificación al Estatuto Docente.

El gobierno la tiene clarita, los chilenos la tenemos clarita. Basta sólo esperar el anuncio presidencial, con bombos y parafernalia incluida, para que el tema de fondo, el importante, el que queda para la historia, se ponga en la mesa de los congresistas y comiencen a trabajar.

Cabe preguntarse, ¿En qué han estado los parlamentarios todo este tiempo que no han sido capaces de formalizar la Agencia de Calidad en la Educación o la Superintendencia de Educación, dictada y creada con la nueva LGE?  ¿En qué han topado para habilitar la subvención especializada? La estatización o desmunicipalización de la educación primaria y secundaria puede ser conversada y perfeccionada con estas dos instituciones, podrían incluso fiscalizar la infraestructura y el gasto en los colegios subvencionados para que casos como los mostrados en Contacto no se repitan, pero mientras gocen de inamovilidad esos papeles en los escritorios de los encargados de legislar, ¿Quién le pondrá el cascabel al gato? ¿Quién se atreverá sacar a los profesores al pizarrón y comenzar a hablar de calidad en la educación, pero de verdad?

Esperemos el anuncio. Esperemos las respuestas. Esperemos los mismos discursos. Esperemos todo y no esperemos nada. Sólo pongo en la mesa lo que no se lee en panfletos para que se note que los principales responsables de la educación en Chile la están haciendo muy bien, demasiado bien, hasta ahora…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: